Ácido Cítrico

El Ácido Cítrico es un ácido orgánico que no debe confundirse con la Vitamina C, que es ácido ascórbico. Pese a este pequeño malentendido, que suele ser común, lo importante es saber que el Ácido Cítrico se encuentra en muchas frutas cítricas: piña, grosella, lima, ciruela, limón, durazno, naranja y toronja.

Carl Wilhelm Scheele primero aisló el Ácido Cítrico de un limón en 1784 utilizando el hongo Aspergillus niger. Scheele tenía el viejo hábito de probar varias sustancias conforme las "descubría" y es fácil entender cómo esto afectó su salud mientras por sí solo aisló "... bario (1774), cloro (1774), manganeso (1774), molibdeno (1778), y tungsteno (1781), al igual que varios compuestos químicos, incluyendo acido cítrico, glicerol, cianuro de hidrógeno...fluoruro de hidrógeno y sulfuro de hidrógeno." 1

El Ácido Cítrico ayuda al cuerpo porque:

Naranja con Ácido Cítrico
  • Sirve para evitar infecciones del tracto urinario
  • Puede usarse como un preservativo natural en vez de químicos
  • Facilita la producción de energía dentro de las células [como se explica a continuación]
  • Es un estupendo astringente natural (en vez del alcohol)
  • Ayuda a regular el pH en el tracto digestivo
  • Promueve una función digestiva eficiente
  • Apoya la eliminación de toxinas del cuerpo
  • Evita la disentería, la diarrea, y otras enfermedades intestinales
  • Sirve para desbaratar alimentos grasosos y aumenta el apetito

Lo más interesante es que el Ácido Cítrico de una manera un poco modificada (citrato de potasio) puede suspender el ritmo cardiaco para facilitar las cirugías y también se aplica con éxito para extraer metales dañinos de la tierra en los rellenos sanitarios. Cerca de 3/4 de todo el Ácido Cítrico producido en los Estados Unidos se usa en productos de consumo (alimentos y bebidas), mientras que la porción restante se emplea para manufacturar detergentes caseros y varios usos industriales.

Respecto a sus beneficios para la salud el Ácido Cítrico normalmente es referido como un subproducto del Ciclo del Ácido Cítrico (también conocido como el ciclo Krebs), que es uno de los tres tipos de respiración celular del metabolismo humano. Sin el Ciclo de Ácido Cítrico literalmente no tendríamos energía para correr, estudiar, jugar, trabajar, hacer ejercicio o cualquier cosa que necesitamos hacer. ¡Así es que siga leyendo!

Explicando el Ciclo del Ácido Cítrico:

1. Comer lo que genera

Cuando usted consume lo que sea (pero especialmente grasas, carbohidratos y azúcares), los alimentos deben convertirse en una forma básica de energía dentro del mitocondria para que nuestros cuerpos puedan utilizarla. La comida se metaboliza en grupos de acetilo que consisten en dos átomos de carbono, 1 átomo de oxígeno, más 1 átomo de hidrógeno. Los grupos de Acetilo se combinan con moléculas de oxaloacetato de carbono-4 para producir las moléculas de Ácido Cítrico de Carbono-6.

2. Respirar añade oxígeno al fuego

El Ácido Cítrico es covalente lo que significa que fácilmente comparte sus electrones con otras moléculas. Dos de sus átomos de carbono se usan para crear dióxido de carbono (un producto de desecho de la respiración humana) mientras que los 4 electrones restantes se liberan para formar ATP (Adenosina trifosfato), Fosfato de creatina, y Guanosinetrifosfato, los cuales todos son básicamente moléculas de energía para que el cuerpo pueda realizar sus diversos procesos químicos.

3. El motor perpetuo del metabolismo

En el trayecto, el ATP se combina con oxígeno para formar agua - quizás el elemento más esencial de todos. Sorprendentemente, uno de los resultados finales del Ciclo del Ácido Cítrico es la producción de una nueva molécula de oxaloacetato. En teoría, su cuerpo puede almacenar energía de la comida cada vez en mayor cantidad mientras usted siga alimentándose y bebiendo agua limpia para mantener las células saludables y funcionando.

4. Interferencia

Por supuesto, las células pueden dañarse debido a muchos factores ambientales, malos hábitos alimenticios y decisiones en cuanto al estilo de vida, incluyendo:

  • Fumar
  • Consumir alcohol (un veneno), comida chatarra, y alimentos procesados
  • Tomar fármacos de cualquier tipo (incluyendo medicamentos)
  • Exponerse a la contaminación, el smog, o el agua y la tierra tóxica
  • Demasiada o muy poca luz solar
  • No hacer ejercicio de manera regular
  • No hidratarse tomando agua purificada
  • Radiación de fuentes electromagnéticas (televisiones, viejos monitores de computadora, microondas, y especialmente los celulares)

Muchos factores derivados de un estilo de vida altamente industrializado contribuyen a la incidencia de enfermedades, una menor calidad de la salud en general, y especialmente una función digestiva trastornada. Además de la prevalencia de toxinas químicas en nuestros entornos naturales, cualquier alimento procesado que usted come es muy probable que contenga una diversidad de pesticidas, saborizantes artificiales y preservativos, rellenos, aditivos innecesarios, minerales sin filtrar, y hasta modificaciones intencionales (tales como fluoruro en el agua de beber). Todas estas sustancias no naturales funcionan como toxinas adicionales que el cuerpo debe eliminar.

Es por eso que es tan importante consumir sólo alimentos orgánicos como vegetales crudos, fruta fresca y agua purificada. Su colon crea mucosa como una medida defensiva contra esta comida prejudicial. Con el tiempo la mucosa puede acumularse a tal grado que su colon se compacta, se vuelve estrecho o se debilita, por lo tanto fisiológicamente deja de funcionar y luego ya no puede absorber suficientes nutrientes de los alimentos para mantener una buena salud.

Estudios clínicos han demostrado la eficacia de usar limpiadores de colon que funcionan a base de oxígeno en vez de remedios tradicionales como laxantes o enemas. La limpieza del colon utilizando oxígeno no sólo ayuda a eliminar la material de desechos compactada, pero este método oxigena los órganos internos al igual que el torrente sanguíneo.

El Ácido Cítrico sirve para facilitar la producción y la entrega subsecuente de oxígeno y por eso es un componente valioso del Oxy-Powder®. Además, como se describió anteriormente, la inclusión de Ácido Cítrico conduce a una mayor producción de ADP y ATP y todos ciertamente podríamos beneficiarnos al tener más energía.

De hecho, el Ciclo de Ácido Cítrico no puede suceder sin la presencia de oxígeno porque este elemento es vital para transportar y "compartir" electrones, lo cual genera la producción de energía en todo el cuerpo. Es fácil ver cómo aumentar un ambiente de oxígeno es fabuloso para impulsar la función metabólica y optimizar la salud en general. ¡Por lo tanto el Ácido Cítrico orgánico es una elección perfecta para complementar todos los sorprendentes ingredientes del Oxy-Powder®!